Los mándalas: Una terapia ancestral

Mi interés por el arte en general comenzó desde muy pequeña, siempre tenía a mano un libro para pintar y una infinidad de lápices, pero el interés por los mándalas en específico unnamed (3)comenzó hace aproximadamente un año y fue porque durante mucho tiempo vi a mi hermana mayor con estos libros que contenían un sinnúmero de formas y diseños, los cuales pintaba a su estilo. Desde ese momento pasábamos largas jornadas pintando, intercambiando lápices y colores; y lo hacía con gusto, pero lo que yo no sabía era que es una terapia que cada vez se hace más y más conocida.

La palabra mándala o mandala proviene del sánscrito y significa “círculo”. Simboliza sanación, totalidad, unión, integración, lo absoluto, el cosmos y la eternidad; la creación, el mundo, el dios, el ser humano, la vida. Los mándalas están estrechamente relacionados con los chakras, la práctica de la meditación y el yoga, por lo que se permite una conexión energética entre el cuerpo y la mente. En relación a la forma de los mándalas estos suelen ser circulares pero existen diversos tipos, tales como cuadrados, triángulos, cruces, tridimensionales, entre muchas otras representaciones del mándala. Los más comunes son los dibujos enmarcados en un círculo, compuestos por diferentes diseños que giran de forma armónica en torno a un punto central. Los mándalas se pueden crear, colorear o simplemente contemplar.

El pintar mándalas nos sirve ya que

  • Incentiva la capacidad creativa y la meditación.
  • Posibilita la conexión con nuestro ser interior y con nuestra esencia.
  • Hace que aumente nuestra expresividad.
  • Amplia nuestra conciencia.
  • Ayuda a mejorar la autoestima.
  • Colabora con el fortalecimiento de nuestro poder de concentración.
  • Estimula la capacidad de ser pacientes.
  • Relaja y ayuda a desconectarse del estrés diario.
  • Estimula el hemisferio derecho, relacionado con lo creativo, lo emocional y lo intuitivo.
  • Contribuyen a reequilibrarse y a conectarse con lo verdaderamente importante.

unnamed (1)Pero pintar mándalas no es un arte mágico; esto significa que el solo hecho de colorearlos nos traerá paz a nuestra vida de forma instantánea. Nosotros debemos proveernos un momento y un lugar que sea propicio, lo ideal es buscar luz natural y estar en un lugar en donde nos sintamos a gusto. Cualquier momento del día es bueno, siempre y cuando estemos dispuestos a brindarnos a nosotros mismos un buen rato, sin apuros.

Al fijarse en cada detalle de un mándala, se puede apreciar una variada gama de figuras diferentes, a continuación voy a nombrar las más usadas con su respectivo significado o representación

  • Círculos: lejanía, seguridad, lo absoluto y el verdadero “yo”.
  • Cuadrados: equilibrio y estabilidad.
  • Triángulos: estrecha relación con el agua, la transformación y la vitalidad.
  • Espirales: se relacionan con las energías curativas.
  • Cruces: simbolizan decisiones y tiene relación con los puntos cardinales.
  • Corazones: unión, amor y felicidad.
  • Estrellas: tiene relación con la libertad y espiritualidad.
  • Pentágonos: representa los símbolos de la tierra, agua, fuego y la forma del cuerpo humano.
  • Hexágonos: equilibrio y unión de los contrarios.
  • Mariposas: transformación, muerte y auto renovación del alma.
  • Laberintos: confusión, autorreflexión, y búsqueda del centro de uno mismo.

Al momento de pintar mándalas, siempre es conveniente tener a mano la mayor gama de colores posible, puesto que cada uno de ellos tiene un significado diferente.

  • unnamed (2)Blanco: pureza, simplicidad, limpieza, frescura, optimismo, inocencia, claridad, longevidad, iluminación, perfección, nada, fuerza, amplitud, creatividad, distancia.
  • Negro: tristeza, muerte, ignorancia, misterio, silencio, profundidad, sobriedad, poder, independencia, desánimo, receptividad, rectitud, sofisticación, limitación, reserva, renacimiento, autosuficiencia, ignorancia.
  • Gris: paz, formalidad, sombrío, tenacidad, elegancia, seriedad, orden, calma, espera, neutralidad, sabiduría, renovación, evasión, recuerdos, tradición, pasividad.
  • Rojo: energía, vitalidad, pasión, sensualidad, amor, fuerza, valor, impulsividad, deseo, determinación, sangre, vida, peligro, prohibido, guerra, sexualidad, desafío, movimiento continuo, salud.
  • Azul: serenidad, tranquilidad, libertad, verdad, armonía, fidelidad, progreso, introspección, contemplación, soledad, frialdad, seriedad, lealtad, paz, alegría, satisfacción, intuición, dignidad, felicidad, inspiración, posibilidad de cambio.
  • Amarillo: sol, simpatía, luz, energía, felicidad, inteligencia, diversión, optimismo, innovación, alegría, receptividad, sociabilidad, celos, prosperidad, confort, jovialidad.
  • Rosado: dulzura, calma, delicadeza, exquisitez, gratitud, amistad, buen humor, sensibilidad, altruismo, paciencia, feminidad, infancia, docilidad, ternura, inocencia, tranquilidad.
  • Índigo: armonía, amor al prójimo, superación, idealismo, fluidez, sabiduría.
  • Verde: esperanza, equilibrio, crecimiento, rejuvenecimiento, naturaleza, estabilidad, felicidad, libertad, salud, juventud, compasión, generosidad.
  • Violeta/morado: transformación, magia, espiritualidad, inspiración, música, luz, paz, humildad, imaginación, poder, misticismo, romanticismo, majestuosidad, autoridad, manipulación, sensualidad, contemplación, amor al prójimo, idealismo, sabiduría.
  • Dorado: sabiduría, lucidez, admiración, emprendimiento, poder, vitalidad.
  • Plateado: capacidades extrasensoriales o síquicas, cautela, introversión, fluctuación, bienestar.
  • Naranja: energía, dinamismo, ternura, valor, ambición, optimismo, salud, calidez, entusiasmo, creatividad, fraternidad, éxito, vitalidad, movimiento, afectos, bondad, sociabilidad, atracción, placer.
  • Café: estabilidad, firmeza, riqueza, compasión, ternura.

Los mándalas que yo suelo pintar generalmente unnamedcontienen círculos, triángulos, pentágonos, hexágonos, laberintos y cosas de la naturaleza como flores y hojas; y los colores que utilizo dependen de el mandala que desee pintar, al principio tenía de todos los colores en un mandala pero después comencé a usar una gama de colores en especifico según cada mandala, para serles sincera no ocupo los colores según los significados, hay gente que recomienda hacerlo como también hay personas como yo, que ocupan los colores sin pensar en su significado. Las fotos que aparecen acá son algunos que he pintado yo.

Espero que esto les sirva y los motive en el momento de pintar, crear o contemplar un mándala

#Le inaperçu

Anuncios

Un comentario en “Los mándalas: Una terapia ancestral”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s